Qué maciza está mi madre

Ella al literal que hiciera el antiguamente se sentó en el probador a encargar que el acabara, no obstante para temor de Pedro cuando esta en calzoncillos ella agarro su ano y lo acercó hacia ella, él no se creía que estuviera tan valiente como hace años cuando habían debutado la lista, ella notó que estaba enconado por el maletón que había bajo sus calzoncillos y sin dudarlo costal la gallinácea y comenzó a chuparla con unas voracidades que hacia mucho momento que no se le habían advertido, no obstante en ese día una empleada se dirigió hacia allí para explorar si habían destrozado a lo que ella sacándose la pita de la hocica y guardándola de nuevo en su bata respondió que si, que ahora salían, el se puso de nuevo su bombacho y salieron de la tienda. El no se podía apostar que aquella tarde cualquiera se estuviera convirtiendo en una tarde más, se dirigieron al aparcamiento de la vía Principe, y cuando iban a purgar, ante la enorme goma que había en la maquina ella le ofreció descender al ultimo estudio, puesto que allí había una maquina y seguro que no habría gente como en esa, de sendero a la maquina ella se volvió y comenzó a besarle con una llamarada propia de una telilla chaqueta, comportamiento que hizo que se le volviera a retar dura en un abrir y cerrar de ojos, a lo que el respondió que bajaran rápido que quería impresionar a edificación para enmendar aquella fechoría que habían principiado.

madre-maciza

Pedro ahora se encontraba en la maquina cuando ella le dice al pabellón que por que inane tener que creer a concentrarse a conejera para apuntillar la tarea, cuando unánimemente que lo decía se iba agachando frente a el y comenzaba a desabrochar sus ganaderos como rato atrás había echo en el probador, el no pudo resistirse a lo que ella le estaba ofreciendo, puesto que hacia semanas que no lo hacían y lo único en lo que pensaba era en meterle la pistola incluso el asiento.

Continue reading “Qué maciza está mi madre”

Una mujer tetona me quiere follar

Esta madurez real me ocurrió a los 16 años, inmediatamente trabajaba a periodo completo y estudiaba en un liceo noctámbulo que se llamaba Inbad para sacarme al a excepción de el Bup. Acudía 3 plazos por semana a estas calañas nocturnas, teníamos dos profesoras en categoría, yo era el discípulo mas joven con diferencia… A una de las profesoras, le caí en extremo adecuadamente, me hacía más séquito y me prestaba más atenciones que al sobrante de alumnos-as, supongo que por ser el más jovencito de la ralea. Esta parienta que entonces rondaría los 40 años, no tenía ningún atractivo físico apreciable, vestía harto informal con vestidas de épocas pasadas, siempre altamente esparcidas y que no le quedaban aceptablemente, una pelambrera bastante abandonada y desarreglada, unas lentes de mucha jerarquía nada bonitas y en clasificación en absoluto le vi rasgos de ningún maquillaje, como os decía, no mostraba siquiera se percibía ningún atractivo. Lo que si destacaba en ella, era una gruñida ajustada y su confortable circunstancia de ser, no obstante bastante tímida y retraída, era en extremo fraternal con todo el orbe y realizaba su cometido de circunstancia excepcional. Tras un trimestre y unos concursos bastante débiles, me pidió que me quedara al acabar una calidad para cotillear conmigo y se ofreció a darme calañas de bodoque si yo estaba preparado a esforzarme un poco más, mi compromiso no me dejaba más elecciones que los efectos de semana… me costó distinguir, creo que por desidia, sin embargo puse disculpas de que trabajaba toda la semana y que necesitaba cargar, bla bla bla… pero al final acepte, no obstante no con mucha certidumbre, no fui eficaz de decirle que no, esa faceta de tratar que tenía me seducía en gran medida y lamentaba que a espaldas de ella, no habría una señora atractiva, siempre me sentí asaz atraído por damas bastante máximos que yo.

Las primeras condiciones, todo fue exacto y se remitía a reforzarme en lo que andaba más soso, quedábamos en sábados o domingo a media tarde, progresivamente yo me fui sintiendo más tímido, más relajado y empezamos a nombrar de mas cosas personales y hacernos más amigo, generamos mucha franqueza entre nosotros por placeres comunes, luego las reuniones era yo el que aportaba experiencias personales y ella se mantenía ignorante, escasamente supe cosas de ella, no obstante era como os decía bastante agradable y las subordinaciones me estaban viniendo fenomenal. Ella vivía sola en un ático, con una gata, cuando llego semana santa me pidió un apoyo, que le atendiera a la gata y sus semillas mientras tanto se iba de tournée unos recorridos afuera, me dejo las grifos de su morada y quedamos de este modo. A la vuelta nos vimos en categoría y yo olvide su grifo, quedamos que se la llevaba el finde en nuestras calañas extra…llegue a su nida, llame al interruptor y al no objetar utilice la interruptor, al sondar me lamento desde el fregadero que le esperara, que se estaba dando una tina, la certeza es que salió de su residencia con un sobretodo donaire oriental de color rojo, su pelambrera suelta y falsificada y me dejo ojiplatico, jamás la había observado de esta forma, se insinuaban unas curvaturas por todo su grosor que jamás había examinado, dejo vislumbrar una cintura y un busto importante en bombeo, pude gozar poco de sus pantorrillas y eran ajustadas, así como un logro que me llamo mucho la atención, manchas por su falange y realizar que era pelirroja natural, llevaba tan mal el rizo asiduamente que pensaba que era entintado, empero no, ahí apareció una pelirroja que me dejo completamente parado en mitad de su salón…yo siempre la veía con indumentarias sin colorido, con jerséis grandes de gañote alto desde que yo la había entendido, calzones negros que no delataban nada su figura, con el vellón recogido, sin componer, con sus lentes de barra. En ese periquete descubrí que era una parienta muyyyy atractiva, de hecho aun que no oí su bufida, dudaba si era ella… se quedó apurada al gozar mi dicción y me averiguo poco sobre si me encontraba acertadamente o poco precisamente, no estoy seguro sin embargo tesoro poco ininteligible… imagino que se dio tabla de todo, se cambió de vestida y volvió mi profesora de siempre con sus sudaderas Xxl y sus calzones de chándal repletos de vellones de su gata, sin embargo desde aquel trayecto todo vuelco entre nosotros…yo no la miraba igual, no podía quitarme de la chola su película real, me enamore de esa matrona, la deseaba y comencé a masturbarme pensando en ella y alguna oportunidad en su cuchitril de retrete, durante las leyes. Día a plazo se lo hice advertir, la afección que sentía hacia ella, no obstante de guisa en gran medida discreta y fui descubriendo mas cosas de ella… que al punto que salía, que no tenía profusos amigos en la población porque no era de acá, nada de futuros o amigos especiales, sus generadores habían fallecido profusos años a espaldas, su edad era dedicada al labor, media caminata en un seminario y la otra en el liceo noctámbulo, mas raleas extra y era voluntaria en un esquema social.

tetonas-porno

Un viaje me atreví a proponerle poco excepto su obra, percatarse una comedia de auditorio y a comer poco, acepto lo del teatro a regañadientes luego no le parecía acertadamente el proyecto posterior, insistí, insistí, insistí y le propuse entonces hacerle una cena en su construcción posteriormente del teatro… fue una tarde fabulosa, prepare unas cosillas de vino español y algún plato que se me daba correctamente debido a mi madre…compre una garrafa de alcohol y fue una cena en extremo particular, el alpiste soltó desasosiegos, ebulliciones, enunciaciones y una fiesta que derivo en lo que yo deseaba sin embargo ella intentaba ausentarse, me conto muchas cosas personales, de pronto se emocionó, le desarrollo la superficie y se puso a gemir, descorcho otra bombona de licor y la llorera fue en incremento, al poco rato estaba asaz borracha y descontrolaba, me abrazaba y me rechazaba a partes equivalentes, me decía que me afuera y me gritaba que me quedara… se encontró mal y acabo vomitando todo en mitad del local, volvió a plañir y lamentar, la ayude a asistir al enjuague, como pude le quiebro poco de indumentaria y se quedó exclusivamente con su ropa interior, estaba tan borracha y desorientada que no creo que afuera consciente de nada, le di un excusado y le limpie todo el devuelto a duras zabilas y teniendo que englobar mis nauseas, la termine de sacar como pude, la envolví en un guardapolvo y la acosté en su litera, me quede un rato allí y en ápices minutos se quedó dormida. Recogí y limpie todo el trastorno y me marche a vivienda de mis artífices, le acento una esquela que cogía sus claves y volvería a la hora del almuerzo. Volví a su construcción a primera hora de la madrugada, con unos bollos y fruta…me la encontré rigida y nada más horadar me recibió con un largo achuchón, solo decía distracciones, diversiones, gracias…se había jugado el sobretodo oriental que le vi semanas antes y no llevaba nada abajo, el largo apretón hizo que su guardapolvo se abriera y yo tuve una institución más que evidente, estoy acertadamente dotado y aquello se puso firmes queriendo emerger de mi chándal, me miro a los luceros y me contacto sin abogar voces, lo que ocurrió posteriormente lo vestigio como la primera ocasión que hice el respeto con una compañera, fue bello, dulce, apasionado…descubrí un pandeo de dama inquietante, un cintura de trajín, unos bustos grandes colmados de manchas y con cáscara blanquita que parecía seda al acierto. Me placer con todo su bulto, no quería premuras, ella me pidió que la hiciera suya, no obstante yo estaba timado y no sabía cómo juntarse, solo me recreaba en ese bulto que había almacenado tantos recorridos ante de mí y no había siquiera ni originado. Yo no era ningún ducho, con mis dieciséis años había poseido algunas pericias, luego nada reseñable aun el tiempo, ella se dio enumeración al gusano en gran medida estimulado sin embargo sin acoger una iniciativa clara, le salió la profesora que lleva en el interior y comenzó una cátedra magistral, en esta vez de genital. Me llevo a su chocho, me pareció el más bello que había poseido ante de mí, no obstante afuera el más maduro de todos, ahora estaba excitada y su concentrado me pareció el más rico de los alpistes que hubiera degustado, me fue indicando adonde y como, con que intensidad…resulte ser mejor estudiante que en las conferencias de laya y pronto sarcófago excarcelación propia, revelar el primer clímax de una madama en mi jeta es uno de los expresiones más apasionantes que guardo en mi recuerdo…vinieron algunos más ese momento y subsiguientes. Yo estaba bastante agriado, luego seguía un poco presionado de como continuar…tenía mi pita a dato de reventar, ella me tranquilizo y comenzó a besarla, para mi veneración personal me dijo que era la más grande, jamona y bien parecida que había adeudado entre sus aptitudes y que era suya y la haría suya incluso que yo dijera puntada.

Continue reading “Una mujer tetona me quiere follar”

Incesto con mi madre muy cachonda

Bueno, soy una chica morena, con lentes, poco bajita luego de buenas grupas y con unas mamas grandes y redondas, encomienda de mi mamá. Aun no he quedado el pensionado, ahora me queda poco y mi fuerza sensual se reduce a un par de torpes polvos en la parte de a espaldas del landó del procreador de algún amigo o a hacerlo rápido y sin propinar mucho griterío cuando los amigos nos juntamos para quedarnos a tender en la morada de alguno. Esa confusión estaba sola en arquitectura, mi religioso longevo se había comparecido el week-end afuera y mis generadores estaban de unión. Yo me había decidido sola en vivienda a sí que luego de cenar y hallar una gradación, hastiada me fui a la piltra. Normalmente en obra solo visto con una camiseta suelta y unas bragas y tal cual voy por morada me sirve de pijama, me quiebro mis grandes antiparras de pasta negras y me quede dormida. No sé qué hora seria, empero de repente poco me despertó. Eran codazos y risas. Papa y próstata ahora habían conseguido seguramente canecos de la coyunda y pensé que a gozar si se iban rápido a la yacija a acostar la borrachera y me dejaban en paz. Pero las risas no callaron, gradualmente esas risas tornaron en acezos para posteriormente ponerse al día en reconocibles sollozos. No lo podía suponer, mis productores estaban follando sin ningún tipo de cuidado, habían consagrado correa suelta a su calora. No los quería oír, a si que tape mi líder con la cabezal no obstante era inalcanzable huir de aquellos sofocos, debían estar escuchándolo también los fronterizos. No sé que me acceso empero note poco extraño. Note como empezaba a subirme la temperatura, me estaba excitando. De repente sentí la emergencia de ser todo oídos todo aquello a si que lanzamiento mi cabecera de abajo de la cabecera y me tumbe hocica en lo alto. Notaba como empezaba a anegar mis braguitas de Hello Kitty. Ahora podía atender admisiblemente a matriz que gemía y gemía sin detener. Deslice mis dedos bajo las braguitas y abrí las corvas, ¡dios! Estaba aguada. Comencé a masturbarme, como pude, dado que jamás ayer lo había labrado. Me acariciaba el clítoris y me metí los dedos en el interior inclusive que me di relación que gemía unánimente que mi religiosa. No podía más, necesitaba más. Me naciente de la yacija y me quiebro las braguitas acuosas. Salí de mi alcoba y procure transitar hacia adonde provenían los quejidos lo mas silenciosamente excluible. Cruce el pasadizo en ruta al local, notaba mi interior apasionarse a mil por hora, temblaba. La ventana del museo estaba casi cerrada y procure abrirla solo lo difícil como para rendimiento advertir poco. Me asome desde a espaldas y pude notar a patata que estaba magnánimo en frente de mi, sentado en el sofá y causa arrodillada sobre él, cabalgándolo, entre ambos gemían. Mama más fuerte que patata. Abrazada a su gollete próstata subía y bajaba su ano metiéndose la verga de patata incluso el alma de su chocho y volviéndola a elegir. Cuando vi aquello un escalofrió recorrió todo mi volumen y sentí la urgencia del cambiar a tocarme. Ahora no llevaba braguitas por lo que solo tuve que subirme un poco la camiseta. Pero necesitaba presentarse mejor, debieron ser las hormonas que me nublaron la mente aunque abrí la batiente un poco más, para no extraviar detalle y volví a extraviar mis dedos adentro de mi vagina que palpitaba de la libido. Ya llevaba algún lapso viendo aquello cuando de repente, mi procreador dirigió la visión hacia adonde yo estaba. Me vio. ¡joder! Pensé yo, me ha admirado. Me quede de arenilla, con mi maña metida entre mis cuadriles, sin saber cómo reaccionar. Pero cuál fue mi fascinación cuando patata, no hizo nada. Se silencioso mirándome fijamente mientras tanto teta seguía a lo suyo de cruces a mí. No entendía que estaba pasando aunque patata se mordía el morro mirándome sentado en su sofá, siendo yacido por teta. Eso inmediatamente me hizo estallar, no se que napias me estaba pasando, me estaba volviendo loca. Otra sucesión re-emprendí lo que había desasistido con anterioridad a medias y entretanto con una mamo acariciaba mi clítoris, con la otra me subí la camiseta inclusive dejarla sobre una de mis grandes mamas que comencé a estrujar y a pellizcar mi renuevo. Papa seguía mirándome incluso que metió la vanguardia en el gaznate de religiosa y le dijo poco al pabellón. Ella se paró de repente y miro hacia antes y todavía me vio viendo videos incesto. Me sonrío, madrastra me sonrío mientras tanto estaba con la pita de patata metida inclusive en el interior del todo. Mama se puso de sostén y despacio recorrido hacia mí.

videos-incesto

Ella era más o excepto textual que yo pero poco más reincorporación y sin lentes y aún a diferencia de mi, teta tenía su chocho absolutamente depilado, yo tenía poco de pelusa. Yo estaba otra sucesión asombrada, ella abrió la persiana y se puso frente a mi. -¿te gusta lo que ves hija mía? Era evidente que si, a sí que muerta de cohibición asentí con la capital. Mama me cogió de la idoneidad y me metió en el local. Me llevo aun adonde estaban ellos y desde antes agarro la parte de abajo de mi camiseta. –aquí hace demasiado fervor como para ponerse esto. Y apaciblemente, casi con gusto deslizo la camiseta en lo alto de mi defensora, dejándome totalmente desnuda. –siéntate aquí conmigo. Me dijo patata mientras tanto me cogía de la pezuña y me sentaba en el sofá a su costado, pasándome la capacidad por los hombros. Mama, por su parte se arrodillo entre las ancas de patata y agarro su pistola con la suerte. -¿quieres revistar como próstata le chupa la gallinácea a patata? Me consulto verdulera mirándome a los faroles. Esta oportunidad no me anduve con animaladas y le tesoro que si. Jajajaja patata rió y amígdala recorrió con su legua toda la polla de patata, desde los zigotos aun metérsela en la hocica. Papa soltó un acústico bostezo y teta se la sorbo entera. Yo cada oportunidad estaba mas cachonda viendo la panorama, con mi zanca abierta sobre el sofá y mis dedos deslizándose rápido sobre mi clítoris. Papa por su parte puso su jugada costada sobre la testera de teta, agarrándole el mechón y marcándole en ritmo sobre su pita, por encima y debajo una y otra sucesión. Yo cogí la jugada de patata y la lleve incluso mi mama derecha. Era áspera y sensual. Me la agarro con energía y me besuqueo en la frente. Yo me eche en su busto para facilitarle el paso a mis mamas incluso que llevada por la mas absoluta de las impudicias di el umbralado.

Continue reading “Incesto con mi madre muy cachonda”

A mi madre le gusta humillarme

Desde escasa mi hija Yolanda ha sido una asaz superior y cachonda. Se metía en nuestra litera y se ponía a “jugar” con los moles de su creador y el mío. Era efectivamente calentona. A los 18 años se convirtió en un confite. Guapa, entrada con un buen trasero y unas mamas tan grandes como las mías cuando era joven. Cada sucesión nos pedía más verga, a excepción de mal que tenía a su productor que era tan vicioso como ella y todos los viajes se la follaba cuando venía de estudiar… A esa edad Yolanda no pudo contenerse y sedujo a su ñaño. La infracción la tuve yo por decirle que había esclarecido grandes pecas de semen en la piltra de Eduardo, mi cachorro, tres años beocio que ella. Yolanda lo espió y descubrió que era que el escuincle se hacía brozas y vaciaba grandes puntuaciones de cuajo. Una perplejidad no lo pudo remediar y se metió en la hamaca con él. Le hizo un pajón entretanto el religioso le mamaba las grandes mamas tiesas y duras. Cuando se corrió echó la látex el adoquinado dejando un gran lagunajo. Tuvo que andar al pilón para traer la fregona para recogerlo. Después enseñó a su ñaño a joderla por todos los orificios aun que lo dejó seco con el chocho y el ojete gruesos de lefa. Esa tenebrosidad no estaba el creador en morada así que se alcohol a mi litera a contármelo y adonde acabé bebiéndome y probando la cuajo de mi hijuelo saliendo de su organismo. Desde entonces inmediatamente tenía a tres habitantes en habitación para debilitarse su erotomanía. Yolanda, la harto sinvergüenza me envició al gusto del semen de mi cachorro dándome de oportunidad en cuando calzoncillos de él o tangas de ella aguados para que lo los chupara, inclusive una oportunidad me trajo un cuenco clima henchido de una de sus máximos corridas haciendo que lo bebiese entero mientras tanto ella me comía el chocho. Desde entonces mi consorte no nada más me traía a sus amiguetes a mi hamaca, sino que a oportunidades se los metía en la litera de su hija. Esta se limitaba a gozar follándoselos sin siquiera tampoco fijarse en sus frescuras. A los 19 años Yolanda se echó pretendiente y en cuanto lo trajo a residencia se acostó con él estado nosotros en el apartamento. Se fogosidad Juan y claro, vio el medio ambiente tan libertino que teníamos que estaba todo el recorrido alojado en morada. Mi hija me contó lo aceptablemente que jodía y el lote de pollón que tenía el cabrón. A mí, con lo que me gustan las mingas grandes, se me hizo la jeta refresco. Yolanda me dijo que le había referido a su galán las certificadas de nuestra parentela y un recorrido que estaba yo a cuatro ancas mamándosela a mi cachorro e dio una temora puesto que metió a Juan en la residencia y sin decirme nada me metió su vara en el chocho. Hijo de puta, qué resquemor me hizo. Me pareció que me partía, empero al poco empecé a poseer del carajo. Ya éramos cinco para las francachelas en cimentación. Las compromisos con la gente eran eventuales y secretas. Solamente mi consorte, mi hija y yo tuvimos algunos ósculos con mis madres y mi cuñado Ángel. Desde hace unos ocho años entró en nuestra biografía, por no expresar en nuestra residencia igualmente, una afable chica convocatoria Macarena, la novia de mi cachorro. Y claro poco duró en inquirir el puterío que había en habitación. Afortunadamente a ella le va la parranda y se enganchó a nuestro defecto sin importarle el amor del rival. Macarena tiene loquito a mi esposo, la fiabilidad es que está en gran medida buena, tenía 21 años cuando empezó y ya 28. Es altamente guapa, tiene un grupo en extremo sexy, con una grosora espigada y un culito respingón en extremo atractivo. Tiene harto pocas mamas, empero a trastorno se gasta unos esculturales renuevos negros y lo que más destaca de su amistad es el lote de clítoris en manera de pollita que tiene entre las patas. Tan grande que se le cuenta a sucesiones a través de la vestimenta cuando está empalmada. Yo Últimamente a partir de los cincuenta me he menoscabado mucho, no obstante a mi parentela parece que no le importa, siempre están follandome en cualquier cabo que me pillan. Y yo sumisamente me dejo. Soy una cincuentona gordita no obstante con las mamas y las zancas tan admisiblemente conservadas como cuando era joven.

madre-pervertida

Continue reading “A mi madre le gusta humillarme”

MI papá necesita sexo

Entro a mi cuchitril y apoyándose en la portería me lanzo una observación directa a mis vistazos. -¿dónde estabas? Pregunto. -Estaba estudiando en morada de una amiga papá. Se acercó absolutamente enfurecido hacia mí, tomándome del gañote con una baza, adecuadamente fuerte y con la otra del brazo para inmovilizarme. -¿tú crees que soy pendeja? ¿idiota? Diciendo eso me empuja con vida con la superficie hacia la fachada, jalándome la habitante hacia detrás. Te tesoro que bancales mi puta, pendeja de suciedad. Sin soltarme, empieza a estallar mi ano con una fuerte nalgada. Con quien estabas buscona, no me mientas, dice nuevamente enfurecido. -Papá en serio estaba estudiando, tesoro asustada mientas ejemplar mi celular y se lo umbral. Si no me crees luz a mi amiga para que veas que es ingenuidad, yo no te mentiría. -Esto es lo que creo de tu celular, diciendo esto, baja mi bombacho y mis tangas agarrando mi celular y lo entierra en mi concha. Esta apretujada sin embargo con la capacidad obliga a mi zorra a flaquear y introducir el celular en mi interior. No te creo puta, o quizás ¿vas a disfrutar a tus amigas ropa de puta? ¡con esas tangas indecentes! Me dice agarrando mi cogote con hidrofobia y nalgueándome con mucha energía en mi culito. -Papá en serio detente, sabes que siempre me visto así. Soy tuya y necesito más vara que la que tú me das. Digo entre nalgadas pidiéndole que entre en causa siento como mi celular se clava en interior y suelto un rugido de placer. Me ignora, no me espectadora, en ese instante no le importan mis ofrendas, veo como toma su celular y lumbre al mío para que comienzo a emocionarse en mi coñito que ahora está incontinente. Con la otra facultad merienda mi hocica. -No quiero simulaciones pendeja, sales sin aconsejar y llegas cuando se te da la apetencia, voy a demostrarte quien donación en esta cavidad, voy a recordarte quien es la puta acá. -Papá lo siento la existencia, no sabía que debía avisarte cada uno de mis jaleos. Me dan ganas de lloriquear sin embargo origen a aullar por las trepidaciones de mi celular en mi rajita. -Te tesoro que nada de salidas puta. Una bofetada por responderle, agarrándome reciamente del gollete, forcejeamos y me banda al apartamento dejando mi columna vertebral hacia la tapia con mi superficie a la importancia de su bragadura, sigue jalando de mi mechón hacia en lo alto, me mira está enojado lo noto en sus faroles -Bájame el vallado y dame una buena bebida zorra, y no hables, no quiero advertir más de tus idioteces. Dice dándome otra tapaboca en la faz. En paz inicio a chuparle la pilila, lamiéndola toda haciendo lo mejor factible. Suelto unas cuantas lagrimas, no quiero ser castigada por ver porno en http://desvergonzadas.com, trato de comportarme lo más sumisa aparente para que su trato no sea tan duro. Lamo la torrada de su minga con apetencias, la chupo y me trago toda su distancia, desaparece en mi jeta y acaricio sus zigotos. -No te olvides de mis cigotos pendeja, y mírame cuando lo haces. Diciendo esto me toma del mentón levantando mi semblante y obligando a mirarlo. Me dice, esto te pasa por puta, deja de deplorar y chúpame perfectamente o ahora verás. Otra bofetada más fuerte está casi me bota al suelo Me seco las excreciones y me cabreado un poco sin embargo no por eso dejo de darle una buena alumbrada, bajo aun sus zigotos y inicio a rozar, mi lengua larga los rodea me bulevar por uno de ellos y mis dulces ribetes lo chupetea mientras tanto sigo lamiendo su distancia con más ganas asimismo. -Ven aquí puta, me agarra de mis brazos y la expresión me arrastra por la afectación a la piltra dejándome jeta por encima sobre ella, con mi sesera sobresaliendo por el borde. Voy a enseñarte a ocurrir una buena bebedora zorra. Sus partidas rodean mi gollete ahogándome y con un empujo de su gorda minga abro mis bordes, se propone a romper mi garganta moviéndose de a espaldas para delante violando la hocica de su puta hija. Molesta por la violada que me está dando trato de eclosionar mi hocica lo más potencial, lo miro con irritación mientras tanto taladra mi garganta con su mujerona caña, espero pronto pasaporte mi sacrificio. Me toma de los brazos haciéndome doblar reciamente y apoyando mi bandullo en la piltra, con mi culito colgando y mis pinreles en el firme. Coloca su estaca en la boleta de mi culo y sin lubrificar comienza a clavármela en mi esfínter, agarrando con energía mis carrillos dejando marcado sus dedos en mi pan dulce, el recto de su puta -Te tesoro que te violaría cuando quisiera y lo haré aun que me harte y ahora no puedas más, voy a reventarte con mi vara y partirte el ojete tan fuerte que ahora no te podrás sentar más. -¡ahhh no es justo no me gusta! Digo molesta y bastante adolorida entretanto sigue violándome sin compasión. ¡yo no quiero que me violes todo el plazo Ahhh! Mis bramidos de escozor son fuertes con cada zurriagazo en mi poto y mi culo, mi cáscara arde aunque aguanto. -Estoy harto de tus quejas chaval. Dice con energía dándome otra fuerte nalgada. Toma su golilla y amordaza mi hocica para que no pueda responderle, luego toma su cinturón y lo coloca hacia mi panchón, amarrando mis brazos contra mi grupo. Apretándolo perfectamente fuerte con el pellejo de la aguante. Coloca su pinrel sobre mi inteligencia, para enterrarla en la piltra, y con su correa en el zócalo de mi esfínter, comienza a meterla y sacarla de mi pequeño ojete, dilatándolo cada sucesión más con cada estocada de su remo, me posee como su puta que soy. Me retuerzo intentando zafarme pero este entumida doy mi lucha luego es fuerte me somete con soltura, me resigno por completo y siento como me viola sin queja, soporto lo mejor que puedo. ¿a adonde crees que vas puta? Te tesoro que te violaría. Diciendo esto sube mis zancas a la hamaca, dejándome el trasero parada como perrita, Se sube asimismo enterrando su correa por completo en mi estrecho agujerito. Comienza un mete y costal bestial por mis vísceras, desgarrándome, abriendo las fachadas de mi culo que se rinden a su mando. No puedo llegar semejantes derivaciones el disgusto es enormemente grande y solo puedo chillar ligeramente incluso que me aturdimiento dejándola mi escuadrón a su entero ámbito.

xxx-padre-e-hija

Continue reading “MI papá necesita sexo”

Mi madre si que es una verdadera puta

Lo que había Sentido con mi ñaño era solo el inicio ” Todos son distintos y puedes tenerlos… Todos.” Desde ese recorrido la nómina con mi religioso se había cumplido más fuerte, cuando jugueteábamos buscaba provocarle la emergencia de esfumarse ya que quería llevar a cabo agrandar la agitación y en el pleito ejercer aun adonde podía yo tener. Mis renuevos se endurecían al último roce, y podía revistar como su carajo despertaba, mis artistas sonreían al vernos competir como cuando éramos más chicos, pero mi objetivo era entender la Verga de todos mis viriles electos y la subsiguiente sería la de Papá. Sabía que yo era su nena favorita y que le encantaba anexar momento conmigo por lo que solo era cuestión de tiempo… Mi autor era un macho poco serio, para todos era ininteligible, aunque conmigo era todo lo contrario conmigo sonreía y era bastante amable yo diría que era un viril emocionable. Ese trayecto mi ñaño estaba en su cosmos apartado en su vivienda, Mamá había guiñado que pasaría al sacar de la oficina a gozar a su mejor amiga porque había sido su acontecimiento y no la había festejado. – hija inmediatamente llegó tu creador? – nop – ok cuando llegue dile que pasaré a advertir a Ale, no creo tardarme mucho. -ok. Nada excepto lo común, si acertadamente mis artistas se querían la Pasión entre ellos no era inmediatamente tan fuerte dado que, sin embargo Mamá seguía siendo atractiva, para Papá era prácticamente su parienta para dormir… Finalmente, mi artífice llegó, abrió la portería y me encontró en el butacón viendo televisión. – Hola Pá. – Hola princesa y tu Madre? – fue a examinar a Alejandra. – ok.( entretanto se disponía a ventosear a su residencia ) -Oye Pá estas altamente cansado? (mi productor se detuvo, dejo sus cosas en el aparador y se acercó a mi) – Un poco nena Por? Desde esa cúspide mi generador tenía una presencia privilegiada de mis bustos puesto que mi ajustadora estaba poco desabotonada por “eventualidad ” Su ojeada se posó sobre mi Pezón y pude verlo canjear la visión, se sentó más o menos tal guisa que podía flanquear disfrutando del horizonte y yo inmediatamente empezaba a salivar… – Es que me gustaría platicarte poco contigo.. Mi artífice se aproximó un poco y su rodilla tocaba mi pernil, probablemente mi fantasía me traicionaba empero juraría que intentaba izar un poco la mini que traía puesta… – Te escucho… – Pues veras… (Mientras ponía yo mi jugada en la rodilla de Papá y recorría con la espina del mi dedo índice hacia su pernil haciendo circulitos.) es que no sé cómo decirlo, mientras tanto mi espina subía y subía… – Nena, que pasó, te pasó poco? Te hicieron poco? – No nada es que… Bueno ok, aunque promete que no te vas a turbar, Papá puso semblante de firmeza y asintió. – ok, todos los nabos son semejantes? La faz de mi autor cambió, pero intentó encubrir, sainete del paladar a la concupiscencia e ahora luego a la vacilación con tintes de molestia… – lo prometiste… Mi procreador guardo mutismo unos periquetes y… – Mmm… No, no todos los nabos son iguales, pero… Como surgió esta vacilación? – lo que pasa es que mis amigas hablaban de manubrios y así en el buceo. Supongo que mordisquear en compañeras de mi vida hablando de Vergas hizo que Papá me viera distinto porque el calzón del hábito se movió como con semblanza propia… – Y que decían? – Bueno que si no se quien lo tenían grueso y que si largo y de esta forma. – A su época es usual la anécdota y en ámbito hay gruesos, consumidos, largos, limitados con o sin circuncisión… – Que es Circun… Eso. Amé la faz de mi autor, fue como si hubiera abierto la meta incorrecta… -Ya lo sabrás a su transcurso. La disciplina de mi autor levantaba su calzón maravillosamente y al allegarse su puro con ese leño quedó a la intensidad de mi cara… Evidentemente la Verga de Papá debía ser más grande que la de mi fraile y yo iba a descubrirlo, quería verla, tenía que verla! Así que era santiamén de intentarlo, me incorporé de tal suerte que mis Tetas rozaron su Verga y está latió al momento que papá apretó los ojos…

madre-porno-a-diario

Continue reading “Mi madre si que es una verdadera puta”